Estepa

aceituna de mesa en estepa, aceituna de mesa Sevilla

Economia

El aprovechamiento agrícola lo constituye fundamentalmente el cultivo de olivar. Aunque en el olivar de Estepa se observan variedades como lechín, manzanilla y picual, es la variedad Hojiblanca, la más abundante, o predominante en torno al 85% del total de olivar. La producción unitaria de aceitunas es de las más elevadas de Andalucía, sin embargo, la tierra calma, es en general, de baja fertilidad para cultivos herbáceos.

Las plantaciones de manzanilla se incrementaron a principios de los 90 de forma considerable debido a un mayor precio alcanzado en el mercado. Pero este aumento se tradujo en una disminución en le precio de la manzanilla, actualmente es de esperar que no se extienda (4% del Total). La variedad Lechín alcanzando en torno al 9% del olivar, y es destinada principalmente a la molturación, al igual que la Picual, que es la de menor cultivo con únicamente un 2%.


Origen

Estepa (Astapa cartaginés, Ostippo romana y Istabba musulmana), declarada en 1.965 Conjunto Histórico Artístico, se localiza en las proximidades de la Sierra Sur, a 122km de Sevilla y bajo el famoso cerro de San Cristóbal.


Situada la ciudad medieval en el Cerro de San Cristóbal, se ha ido extendiendo por sus faldas. Calles estrechas y empedradas y casas casi siempre blancas unen el antiguo recinto amurallado con la ciudad. La muralla pertenece al periodo islámico (s. X), fue reconstruida en el s. XII por los almohades y nuevamente retocada en época de la Orden de Santiago (s. XIII-XVI).
Aún se conserva la Torre Homenaje de este recinto. Es una torre albarrana de 13 metros de altura ligeramente separada del recinto del alcázar por un estrecho pasillo.

Estepa se derrama en forma de pequeños y grandes lunares que conforman sus casas blancas. Desde lo más alto, se divisa una impresionante panorámica que mezcla la llanura con las sierras, la campiña con las colinas cubiertas de olivos. Es el Balcón de Andalucía, mirador natural junto a la iglesia de Santa María, en el que los días claros llega a verse Sevilla, Córdoba, Málaga y la Sierra de Granada.


Patrimonio y tradición

Pero es la Torre de la Victoria, declarada Monumento Nacional en 1955 y construida en el siglo XVIII, la que se ha convertido en el símbolo de esta villa a la que se le concedió el título de ciudad en el siglo XIX. Posee una altura de 40 metros y desde ella podemos disfrutar de una amplia visión de la campiña.

La Torre de la Victoria, las iglesias, los conventos, los palacetes (como el del Marqués de Cerevales), las casas de labranza, las viviendas excavadas en las faldas del cerro, y ... el recinto amurallado invitan a hacer un alto en el camino y perderse en este bello pueblo, corazón de Andalucía.

También es aconsejable la visita al famoso Manantial de Roya, nacimiento de un manantial milenario situado a tan sólo 2 km del pueblo, y donde es muy usual ver a los lugareños recojer litros de este agua tan especial.

Pero si por algo es conocida Estepa, es por la elaboración de sus famosos mantecados y polvorones. Hoy día, si se visita Estepa al inicio de la campaña navideña, en el pueblo se percibe un delicioso aroma. Existen establecimientos que permiten el acceso al visitante para que puedan observar como se elaboran mazapanes, polvorones, roscos de vino, alfajores y otras especialidades.

Por otro lado, Estepa también conserva una gran tradición olivarera
Entre las fiestas de interés destacan: la Feria de Agosto, la Velá de Santa Ana, la Romería de San José Obrero, la Octava de los Remedios y sobre todo la Semana Santa (declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional).